Mostrando entradas con la etiqueta cólico. Mostrar todas las entradas
Mostrando entradas con la etiqueta cólico. Mostrar todas las entradas

jueves, 19 de julio de 2012

Cómo tratar el cólico del lactante

En nuestra tienda bebé continuamos hablando de nuevo del cólico del lactante. Después de hablar de las causas y síntomas del cólico del lactante, enfatizamos en su tratamiento.


Ningún tratamiento único ha demostrado hacer desaparecer el cólico. Sin embargo, existen formas de hacer quela vida sea más fácil, tanto para usted como para su bebé con cólicos.

En primer lugar,

Lactancia natural: evita tomar estimulantes como la cafeína, té y chocolate. En la medida de lo posible, prueba a eliminar de tu alimentación los productos lácteos y las nueces durante un tiempo, ya que pueden causar reacciones alérgicas en el bebé. Además, dicen que las madres que están amamantando deben evitar el brócoli, la lechuga, los frijoles y otras comidas que producen gas. No obstante, ya que no hay mucha evidencia de que estos alimentos sean un factor desencadenante de los cólicos en los lactantes. Si tomas medicamentos, consulta con el pediatra y tu médico sobre la medicación que estás tomando, para identificar el compuesto químico de los fármacos y valorar si puede pasar a tu bebé a través de la leche materna.


Leche de fórmula. Si el bebé se alimenta con leche de fórmula, utiliza biberones anticólicos, que ayudan a que el bebé trague menos aire durante la toma. Así también si usas biberones de líquidos úsalos también. Evita la alimentación en exceso o una ingesta demasiado rápida.

Una vez pasados los primeros días, en el que nos suelen aconsejar que demos lactancia a demanda, es hora de habituar al bebé a comer cada tres horas. ¿Cómo hacerlo? La primera toma a las 6, después 9, 12, 15, 18, 21, 24 horas del día. Antes de la última toma, aunque parezca tarde, será hora del baño. Después de este y con la última toma se relajará y será hora de descansar. No te canses porque creas que no tendrá resultado y espera varios días. Encontrarás los resultados y descansaréis todos mucho más.

Si no tiene hambre, no intente continuar alimentándolo. En lugar de eso, trate de consolar a su pequeño. Puede:

· Caminar con su bebé o sentarse en una mecedora, probando diversas posiciones.

· Dar paseos en calles adoquinadas o con baches, tanto en su coche de bebé como en la silla de auto, estos movimientos lo relajarán.

· Intentar hacer eructar al bebé con más frecuencia durante las comidas.

· Colocar al  bebé  a través de su regazo sobre su estómago y frotarle la espalda.

· Colocar a su  bebé  en una hamaca o columpio con vibrador. El movimiento podría tener un efecto reconfortante.

· Poner música; algunos bebés responden al sonido al igual que al movimiento.

· Colocar al  bebé  en la misma habitación que una secadora de ropa, una máquina de ruido blanco o una aspiradora en funcionamiento; para algunos niños pequeños, el sonido bajo constante es reconfortante.

· Algunos  bebés  necesitan una disminución de la estimulación y se podrían sentir bien envueltos en mantas en una habitación oscura.

Cuidar a un  bebé  con cólicos puede ser extremadamente frustrante, así que asegúrese también de cuidarse usted. No se culpe a sí misma ni al bebé por el llanto constante; el cólico no es culpa de nadie. Intente relajarse y aproveche los buenos momentos ya que se hacen grandes en muy poco tiempo.

Mientras tanto, si necesita un descanso del llanto de su  bebé, tómeselo. Los amigos y familiares a menudo cuidarán al bebé con gusto cuando necesite algo de tiempo para usted misma. Si no hay nadie disponible duerma aprovechando los descansos de su  bebé.

Si tiene fiebre o llora desconsoladamente sin pausas, llame a su médico inmediatamente. También debe llamar a su médico si no está segura de si el llanto de su bebé se debe los cólicos o si es un síntoma de otra enfermedad.