Mostrando entradas con la etiqueta silla de bebé. Mostrar todas las entradas
Mostrando entradas con la etiqueta silla de bebé. Mostrar todas las entradas

martes, 13 de noviembre de 2012

Elegir la silla de paseo

Tu hijo ya tiene edad suficiente para ir observando el mundo que le rodea. Es momento de comprarle una silla de paseo, aunque a la hora de elegirla debes tener en cuenta el uso que la vas a dar, el tamaño de tu coche... Te contamos qué criterios tienes que tener en cuenta para acertar con la compra.

Recomendaciones antes de comprar la silla

Comprobar las dimensiones del maletero del coche. Tampoco olvidemos el ascensor.
Decidir si se desea una silla polivalente ciudad-campo o solo urbana.
Escoger la que más se adecue a las necesidades (frenos, asa reversible, cesta portaobjetos más o menos grande si tenemos más de un hijo...).
Prestar atención al peso y forma de plegado.

Características a tener en cuenta

El asiento debe ser rígido o semirrígido para que cuente con el apoyo suficiente para la espalda del niño, abatible y tener seguro en todas las posiciones.
Debe tener las dimensiones adecuadas y poder adaptarse a su crecimiento.
Debe contar con apoyabrazos y reposapiés para prestar puntos de apoyo, al igual que correas o arneses de seguridad, que evitan accidentes en caso de que el niño resbale.
Las tapicerías es mejor que sean transpirables y lavables.
Los frenos han de ser seguros e imposibles de manipular por el niño.
Es importante que sea fácil de manejar y cómoda.
Lo mejor es que la silla se pueda montar y desmontar fácilmente o plegar para meterla en el coche.
Tendremos que fijarnos en si tiene freno de mano y estacionamiento y una cesta portaobjetos amplia.
Para superar los obstáculos del camino (como bordillos o adoquines en mal estado) sin demasiados esfuerzos, ha de poderse empujar con facilidad y girar de forma cómoda.

Últimas novedades del mercado

Materiales. La tendencia es utilizar materiales ligeros pero fuertes y muy resistentes al desgaste, la lluvia y la corrosión, como el aluminio.
Ruedas. Se pueden encontrar sillas con ruedas de diseño especial, cada vez más duraderas. Hay sillas con ruedas delanteras dobles giratorias a 360 grados y amortiguación en ruedas traseras para un uso todoterreno, sillitas con ruedas que se pliegan hacia dentro para convertirse en un vehículo de dimensiones más reducidas, o sillas que cuentan con ruedas extraíbles para que quepan en maleteros o lugares pequeños.
Manillares. Los hay reversibles (cambian de posición para facilitar su manejo en una u otra dirección), y extensibles, de forma que los padres puedan elegir la medida que mejor se adapte a sus necesidades.
Frenos. Las últimas novedades posibilitan que puedan accionarse desde el manillar.

¿Tres o cuatro ruedas?

La estabilidad es la misma.
La diferencia entre unas y otras es que las sillas de tres ruedas tienen mayor maniobrabilidad en los giros, incluso giran con facilidad con una sola mano, y permiten superar los obstáculos más fácilmente en terrenos complicados, como caminos de arena o senderos de montaña o de muchas piedras.
Las sillas de tres ruedas suelen tener amortiguaciones y frenos superiores y son más fáciles de empujar. Por contra, normalmente tienen mayor peso y dimensiones.
Conviene medir el maletero del coche y el ascensor de casa antes de comprarlas.